top of page

Principios Terapia Floral III: ¿Quién fue el Dr. Bach?

Actualizado: 30 ene 2020


Edward Bach (1886-1936), fue el primer médico occidental del que tenemos noticia, a hablarnos y a practicar la cura o sanación bioenergética, a inicios del siglo pasado. Médico, egresado en Inglaterra de las universidades de Birmingham y Cambridge, poseía amplia experiencia y práctica clínica. Su filosofía se centra en la comprensión del hombre como un todo: cuerpo, mente y espíritu, pero hasta llegar a esta idea tuvo que pasar por muchos procesos y aprendizajes. Actuó por algún tiempo en Bacteriología e Inmunología, para después dedicarse a la Homeopatía y finalmente a investigar y crear un sistema curativo, hecho con elixires elaborados con flores silvestres.


Fue el pionero moderno de las Esencias Florales. En 1930, creo las bases filosóficas y teóricas de la Terapia Floral e ideó un sistema para canalizar fuerzas sutiles de la Naturaleza, utilizando apenas agua pura de manantial, flores y sol. Las flores son para Bach, seres puros cargados de energía que atesoran desde el principio de los tiempos las virtudes, que cuando entran en contacto con nuestros cuerpos sutiles (energéticos) "derriten como el sol a la nieve", cualquier manifestación egóica que nos separa de nuestro ser esencial.


Creó 38 esencias simples y 01 compuesta -las Flores de Bach-, con capacidad para actuar en desequilibrios emocionales y mentales. Infelizmente falleció solo 6 años después de habernos legado su técnica sutil de sanación, que continua ganando en todo el mundo, cada vez mayor popularidad y prestigio.




Entre sus postulados básicos afirmaba que la predisposición general para las enfermedades y disfunciones de la salud esta condicionada por diversos factores relacionados, entre ellos están: el estrés, la personalidad y la estructura emocional del individuo. Esta perspectiva, sumada a los efectos curativos de estas primeras 39 esencias, permanece como el legado de la labor de este gran maestro. Resumiremos sus postulados:


. Tratar al enfermo (la persona) y no a la enfermedad (sus síntomas),

. Considerar que la enfermedad, no es solo un desorden del organismo, sino más bien un desorden energético, con reflejos en el plano físico.

. La acción terapéutica no debería enfocarse en "atacar" o suprimir los síntomas, pues son ellos que nos señalan la presencia de conflictos internos que no han sido resueltos.


En palabras de Bach "la enfermedad se produce por la desconexión entre el alma y la personalidad". Cuando se restablece esta comunicación, el síntoma desaparece. La acción de la terapia floral incide sobre la causa, que impide que el caudal energético llegue al cuerpo físico, produciendo así el caos en la generación celular y desencadenando finalmente una patología concreta, relacionada directamente con la actitud y conductas, que el individuo ha desarrollado..


Las enfermedades no son fortuitas y cada una de las que conocemos nos dice de alguna manera, el defecto o error que estamos cometiendo por actuar en función de nuestras ambiciones o miedos concretos y, terminamos por olvidar la acción correcta que debiéramos realizar de acuerdo a nuestro verdadero ser. No existe curación si no se da un verdadero cambio interior. Esta es quizás la síntesis.


Edward Bach se fundió con el alma de las plantas, vibró en armonía con el cosmos y supo extraer con amor, la energía pura de arquetipos que dan forma a seres tan bellos, como los que pueblan nuestros bosques y valles. Bach vio en todo momento, al mundo vegetal como un campo lleno de vida, rebosante de energía, puro en el mas estricto sentido de la palabra. La comunicación y el respeto por este apasionante reino de la naturaleza le permitió acceder a la sabiduría que guarda.


Su obra quedó recogida en 2 libros, tan sencillos y llenos de amor como la propia naturaleza: "Cúrate a ti mismo" y " Los doce sanadores y otros remedios ". Para más información sobre Flores de Bach: www.bachflower.com


¿Las Flores de Bach y las Esencias Florales es lo mismo?¿Todas las esencias florales, son Flores de Bach?

No, no son la misma cosa. A pesar de que a veces se puede creer equivocadamente que las Flores de Bach y las Esencias Florales son lo mismo, no es así. Las Flores de Bach, son las esencias más conocidas por ser las primeras Esencias Florales con acción terapéutica elaboradas en nuestro mundo occidental, pero no son las únicas, como tampoco (necesariamente) son las mejores. El legado de este médico pionero, abrió nuevas posibilidades a sus seguidores. En la actualidad, nuevos investigadores continúan el estudio, fundamentación y perfeccionamiento de esta técnica. Mencionamos el hecho de que hasta el momento, existen más de 5,000 Esencias Florales oriundas de distintas zonas del mundo, oriundas de 150 de los sistemas florales más conocidos y utilizados.


Posteriormente y conforme fueron avanzando los descubrimientos e investigaciones, se fue descubriendo, que cada territorio y lugar del planeta trae, por su localización planetaria, una marca o patrón energético que le es peculiar y que resuena en toda la vida presente en ese espacio. Especialmente en el mundo vegetal.


Es lo que la Dra. Lucy Castro continúa descubriendo en territorio peruano, en sus incursiones para descubrir lo que cada rincón de nuestra Pachamama atesora y así elaborar esencias, que puedan armonizarnos con sus altisimas frecuencias.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page